Onur Genç, Consejero Delegado

El 29 de abril de 2019, el Grupo BBVA dio a conocer los resultados al cierre del primer trimestre del año. Durante los primeros tres meses de 2019 se registró un resultado atribuido de 1,164 millones de euros que se distribuyó por geografías de la siguiente manera:

114_Espacio

En términos de actividad bajo el desglose por geografía se observó la siguiente tendencia: en España, la inversión crediticia del primer trimestre creció un 1.8% en términos interanuales. Destacaron sobre todo los segmentos de financiación al consumo y tarjetas de crédito, que alcanzaron un 19.7% y las empresas medianas, con un aumento de 7.0%. Los recursos de clientes aumentaron 4.3%, gracias a los depósitos a la vista y los fondos de inversión. España ganó 345 millones de euros en el trimestre, un 14.7% menos que un año antes, aunque mostrando un aumento de 11.7% con respecto al trimestre anterior. Además, se reportó una tasa de mora que bajó de 5.10% en diciembre, a 4.95% en marzo y una tasa de cobertura de 58%.

En Estados Unidos, la inversión crediticia ascendió un 6.6% interanual, y los recursos de clientes incrementaron un 1.5% interanual. Esto, y la subida de tasas de interés, benefició el margen que creció 8.4%. El área ganó 127 millones de euros en los tres primeros meses. La tasa de mora se situó en 1.4% y la tasa de cobertura en 85%.

En México, donde BBVA es líder del mercado, la inversión crediticia creció en 8.6% interanual y los recursos de clientes alcanzaron un 6.5%. El área generó un beneficio atribuido de 627 millones de euros, gracias a la positiva evolución de los ingresos recurrentes. Los indicadores de riesgo se mostraron sólidos; la tasa de mora bajó al 2.0%, desde el 2.1% de diciembre, con una tasa de cobertura de 159%.

En cuanto a Turquía, los recursos de los clientes en dólares cayeron un 8.2% interanual; mientras que los denominados en liras turcas subieron un 12%, en línea con la tendencia del último año. Turquía registró un resultado atribuido de 142 millones de euros, un 7.7% menos que en mismo periodo del año anterior.

En América del Sur, la actividad siguió creciendo a buen ritmo. El beneficio atribuido del área ascendió a 193 millones de euros, un 86.5% más que hace un año. La tasa de mora del área se situó en 4.4%, con una tasa de cobertura de 96%.

Transformación
La estrategia de transformación de BBVA está teniendo un claro impacto en el crecimiento de la base de clientes, la productividad, la eficiencia y la experiencia del cliente. Al cierre de marzo 2019, más de la mitad de los clientes (53%) utilizan ya canales digitales para relacionarse con el banco, mientras que las unidades vendidas digitalmente representan casi un 60% del total.

“Hemos empezado el año con dinámicas positivas. El margen neto crece por encima del 10%, gracias a la fuerte generación de ingresos recurrentes y a la importante mejora en la eficiencia. Además, seguimos obteniendo beneficios de nuestra transformación digital, tanto en crecimiento como en vinculación de clientes,” Onur Genç, Consejero Delegado de BBVA.