El Grupo BBVA obtuvo un resultado atribuido de 4,323 millones de euros en los primeros nueve meses de 2018, un 25.3% más que en el mismo periodo del año anterior.

“A pesar de las dificultades en Turquía y Argentina, hoy presentamos unos resultados que ponen de manifiesto la fortaleza de nuestro modelo de negocio y la diversificación geográfica. A los resultados, se suman los avances en la transformación del banco, una holgada posición de capital y la solidez de nuestros indicadores de riesgo”, señaló Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA.

En el trimestre, BBVA ganó 1,674 millones de euros. Además de las plusvalías por la venta de la participación de BBVA Chile, el resultado atribuido del tercer trimestre recoge el impacto negativo de -190 millones de euros, derivado de la contabilización de la hiperinflación en Argentina.

8_111

En cuanto a rentabilidad, el ROE alcanzó en este primer trimestre un 12.2% (frente a un 9.6% del mismo periodo de 2017). El banco sigue centrado en la creación de valor para el accionista. A pesar del entorno, el valor tangible por acción más dividendos creció un 7.2% hasta 5.95 euros por acción.

En los indicadores de riesgo, la tasa de mora se situó en 4.1%, el nivel más bajo desde junio 2012. BBVA también cuenta con una posición sólida de capital.

Avanza la transformación

El Grupo BBVA continúa su proceso de transformación, con un aumento de la base de clientes digitales y móviles, así como de las ventas digitales. Todo ello continúa teniendo un impacto positivo en la eficiencia. Los clientes digitales del Grupo han crecido un 23% en un año, hasta alcanzar 26 millones. Los clientes móviles son ya 21.7 millones, un 37% más que en septiembre de 2017. El conjunto de clientes digitales supone ya un 49% del total, muy cerca del objetivo de acabar el año con la mitad de los clientes del Grupo interactuando por canales digitales.

Geografías

Estados Unidos: la actividad crediticia mostró un ascenso del 4.9% con respecto a diciembre de 2017, apoyada en el crédito al consumo y la financiación a empresas. El área generó un resultado atribuido de 541 millones de euros durante los primeros nueve meses de 2018, un 43.2% superior al del mismo período del año pasado.

México: la inversión crediticia registró un alza del 6% desde diciembre. El área tuvo una evolución muy positiva en los primeros nueve meses de 2018, con un resultado atribuido de 1,851 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 22.5%.

Turquía: generó un resultado atribuido acumulado de 488 millones de euros, lo que supone una subida interanual del 18.1%.

América del Sur: BBVA completó la venta de su participación en BBVA Chile, por un importe de 633 millones de euros. El beneficio atribuido fue de 467 millones de euros, al incluir el impacto de hiperinflación en Argentina y el cambio de perímetro en Chile.