POR: VÍCTOR PIÑA

DIRECTOR DE ESTRATEGIA DE INVERSIÓN DE BANCA PRIVADA

Este 2019 se cumplen dos años del Decreto de Repatriación de 2017 que permitió retornar capitales al país sin multas, sin recargos y pagando sólo una tasa de ISR de 8%.1

Derivado del Decreto, los recursos repatriados debían invertirse en México por un período de dos años en una lista muy limitada de activos elegibles, tales como: bienes de activo fijo, bienes inmuebles, acciones e instrumentos financieros emitidos por personas morales mexicanas, etc.

Una vez cumplido el plazo referido, cabe preguntarse si sus recursos deben mantenerse o no en la lista de activos elegibles en México y, en su caso, decidir en dónde deben ubicarse para lograr un mejor desempeño.

 

 

Mantener los recursos repatriados en México hace mucho sentido por varias razones:

En primer lugar, porque los recursos ya lograron un beneficio fiscal con el descuento en la tasa del ISR y, además, permitieron dar cumplimiento a todas las obligaciones fiscales.

En segundo lugar, porque la economía mexicana sigue mostrando señales de resiliencia ante un entorno externo adverso. En efecto, las perspectivas de crecimiento económico se han revisado a la baja en todo el mundo y México no ha quedado exento de los ajustes, pero sus fundamentales macroeconómicos se mantienen sólidos y esto se refleja en niveles bajos de riesgo-país.

114_Inversion_1

La resiliencia de la economía mexicana se apoya en un firme compromiso del gobierno federal por preservar intactos los pilares que le han brindado estabilidad macroeconómica por más de 25 años: apertura comercial, respeto a la autonomía del Banco de México y disciplina fiscal.

En términos de apertura comercial, en lo que será una nueva etapa pos-TLCAN, el gobierno federal ha apoyado la firma del T-MEC y solventado uno a uno los requisitos para su eventual ratificación, por ejemplo, impulsando la reforma laboral y negociando la eliminación de aranceles al acero y aluminio con Estados Unidos.

En cuanto al Banco de México, la designación responsable de dos miembros en su Junta de Gobierno fortaleció la autonomía del Banco Central.

“Los pilares que le han brindado estabilidad macroeconómica [a México] por más de 25 años: apertura comercial, respeto a la autonomía del Banco de México y disciplina fiscal”

En lo que se refiere a disciplina fiscal, el paquete económico 2019 reflejó un claro compromiso por mantener finanzas públicas sanas y de recuperar los superávits primarios que permitan mantener la deuda pública estable. Véase la gráfica adjunta.

114_Inversion_2

En tercer lugar, el sistema financiero mexicano se mantiene sólido y solvente. Las últimas cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores indican que el Índice de Capitalización de la Banca Múltiple se ubicó en marzo en 16.03%, nivel muy superior al mínimo regulatorio de 10.5%.

En este contexto de una economía resiliente y de un sistema financiero sólido, la Banca Patrimonial y Privada de BBVA, como líder del mercado en México, le ofrece la más amplia gama de opciones para invertir y recolocar, en su caso, sus recursos repatriados.

Contamos con alternativas de inversión tanto en pesos como dolarizadas y en modalidades que van desde instrumentos en directo hasta soluciones integrales de inversión por medio de nuestra familia de Multiestrategias. Pero lo más importante es que, todas las opciones pueden adaptarse tanto a su perfil de riesgo como a sus objetivos de inversión de corto, mediano y largo plazo.

Para más información,
consulte a su Banquero Privado


Disclaimer
Consulte la Guía de Servicios de Inversión en www.bbva.mx. La disponibilidad de los productos está sujeta al tipo de Servicio de inversión contratado.

Documento elaborado por BBVA Bancomer S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero BBVA Bancomer (“BBVA”). Contiene información de un producto o instrumento financiero a la fecha del mismo. BBVA no asume compromiso alguno de comunicar cambios ni de actualizar el contenido. Este documento no es considerado como un Reporte de análisis.

El prospecto de colocación o cualquier otro documento relacionado con la emisión de los valores o instrumentos financieros a los que se hace referencia en este documento, así como sus riesgos inherentes, pueden ser consultados en la página web del Emisor, o en las páginas www.cnbv.gob.mx y www.bmv.com.mx.

Previo a la toma de una decisión de inversión, se debe conocer el funcionamiento del producto o instrumento financiero objeto de este documento, así como de las obligaciones y riesgos que se asumen con su contratación. BBVA no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido.

El presente documento no constituye una oferta comercial susceptible de aceptación o adhesión por parte del cliente, ni tampoco debe entenderse como una recomendación, consejo o sugerencia en materia de Servicios de inversión.

El envío de este documento no debe entenderse como una recomendación personalizada realizada por BBVA al destinatario. En caso de que el destinatario tenga contratado el Servicio de Ejecución de operaciones, la recepción del presente documento no debe entenderse como una oferta por parte de BBVA.

Los empleados de BBVA pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los receptores que reflejen opiniones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser (a) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio, (b) redistribuida, (c) divulgada, citada, comunicada (d) ni entregada a ninguna otra persona o entidad sujeta a la legislación o jurisdicción de aquellos países en que la misma pudiera estar prohibida, limitada o sujeta a requisitos de autorización, registro o comunicación de cualquier tipo.