Por el quinto año consecutivo, BBVA en Suiza – la unidad de Banca Privada Internacional del Grupo BBVA- organiza una cita especial con los caballos y la nieve en los alpes durante el invierno. Espectadores de todo el mundo acuden al lago helado de St. Moritz para asistir a las espectaculares carreras de caballos del White Turf en las montañas de la región de Engadina, en el corazón de Suiza.

En un encuentro que combina lujo, deporte y adrenalina, el lago del pueblo alpino se convierte en un escenario perfecto para los amantes de las carreras de caballos. Espectadores residentes en la zona y turistas, importantes personalidades del mundo de la cultura, la economía y la política, propietarios de caballos, entrenadores y jinetes: todos disfrutan de un ambiente único que convierte el White Turf en una cita social y deportiva inolvidable.

Una combinación ganadora

Desde 1907, el evento anual White Turf se celebra en las aguas heladas del lago de la famosa estación turística de St. Moritz durante el mes de febrero. Nacido como un campeonato regional de carreras de caballos, es considerado actualmente uno de los principales eventos de Suiza: recibe un público internacional de más de 35 mil visitantes cada año.

ed-whiteturf_2018-332

Carreras al galope y de trotones, concursos hípicos y la disciplina especial skikjöring se alternan durante los días de competencia con intervalos de 30 minutos. En la modalidad al galope se celebran, además de la carrera de velocidad de 1300 m, otras carreras sin obstáculos de distintas distancias y, en el caso de los trotones, carreras de 1700 m.

Nobles caballos pura sangre venidos de toda Europa y jinetes internacionales deslumbran año tras año a visitantes de todos los rincones del mundo durante las carreras del White Turf en Suiza

El skikjöring, en particular, es un auténtico imán para el público. Es una modalidad de carreras únicas en el mundo, cuando los participantes recorren 2700 m sobre esquís tirados por un caballo pura sangre sin jinete que puede alcanzar velocidades de hasta 50 km/h. El valor, la forma física, la fuerza y la habilidad sobre los esquís deciden quién acumula el mayor número de puntos en los tres domingos de competencia y puede ostentar así el título de “Rey de la Engadina” durante todo el año.

Durante las pausas entre las carreras, hay un programa especial con música en vivo en distintos escenarios, exquisiteces culinarias para todos los gustos, exposiciones artísticas y opciones de shopping, zonas infantiles y espectáculos.

Un mundo blanco

St. Moritz es uno de los más importantes destinos para deportes de invierno en el mundo y cautiva a los visitantes con su impresionante paisaje, su glamour cosmopolita y su armonioso equilibrio entre naturaleza, tradición y estilo de vida. Via Serlas, la calle principal de la ciudad, garantiza las mejores compras en un pequeño espacio, pero a la vuelta de cualquier esquina se pueden encontrar especialidades típicas como la famosa tarta de nueces de la Engadina.

ed-whiteturf_2018-263

Es en St. Moritz donde la tradición invernal de Suiza nace y establece logros pioneros: ahí el turismo de invierno nació en 1864; la primera luz eléctrica del país se encendió en 1878; fue celebrado el primer torneo de golf alpino en 1889; la primera escuela de esquí abrió en 1929; y las primeras telesillas se pusieron en funcionamiento en 1935.

El deportista de invierno tiene a su disposición 350 kilómetros de pistas con una moderna infraestructura. Los amantes del invierno cuentan con una red de caminos que totalizan 150 kilómetros, mientras que los aficionados al esquí de fondo pueden disfrutar de alrededor de 200 kilómetros. Además del esquí, el snowboard, el curling y el entrenamiento de altura son algunos de los deportes de invierno que se pueden practicar ahí.

Si le apasionan las carreras de caballos o simplemente quiere pasar un día inolvidable en un entorno invernal espectacular, asegúrese de hacer una visita en febrero en St. Moritz y conocer las oficinas de BBVA en Suiza, que están ubicadas en la capital financiera del país alpino, en Zúrich.