El mundo de la Alta Relojería siempre está en una búsqueda constante por satisfacer las demandas de los más exigentes. Año tras año, se celebran eventos que giran en torno a las nuevas piezas presentadas por las diferentes manufacturas y en Estratega le presentamos algunas de las tendencias del mundo relojero.
Durante cuatro días, la edición número 29 del Salón internacional de Alta Relojería de Ginebra presentó ante los asistentes diversas sorpresas de las marcas expositoras. Con un nuevo formato, el Salón contó con un espacio para innovaciones digitales y tecnológicas, donde la inteligencia artificial, la realidad virtual y la artesanía aumentada son algunas de las tecnologías a través de las cuales la buena relojería está ampliando su experiencia.

La oferta de este año está dominada por nuevas adiciones a las colecciones emblemáticas.

Asimismo, el SIHH reveló las primeras tendencias en Relojería Fina para 2019. Se exhibieron muchos relojes excepcionales, en particular calendarios perpetuos, verdaderos artículos de colección. En cuanto al color, una parte integral del diseño de un reloj, el azul y el verde continúan ganando popularidad. De igual forma destacan las fases lunares y los cuadrantes de “métiers d’art”. También cabe destacar la llegada de aleaciones originales, basadas en carbono o titanio reciclado, principalmente en relojes deportivos. No podían faltar los relojes de mujer, para los que muchas de las marcas exhibieron nuevos diseños, movimientos y engastes.
La oferta de este año está dominada por las nuevas adiciones a las colecciones emblemáticas. En este sentido, las marcas han trabajado en todos los ámbitos para presentar nuevas ideas para mecanismos, colores innovadores y opciones de personalización. También destaca el uso del tourbillon, una de las complicaciones más prestigiosas, así como del calendario perpetuo. Asimismo, entre los nuevos lanzamientos de este año hay un puñado de relojes extraordinarios que acumulan funciones con una facilidad asombrosa.

Ed-AR-2
Mientras que los materiales innovadores eran generalmente escasos en ediciones anteriores del SIHH, este año se presentaron bastantes sorpresas en términos de aleaciones originales. Éstas se utilizan principalmente para estuches deportivos y están basadas principalmente en carbono, un material cuyas propiedades corresponden a las prestaciones que uno espera de la Alta Relojería.

Destaca la llegada de aleaciones originales, basadas en carbono o titanio reciclado.

Por su diseño, destacan piezas como el CODE 11.59 Selfwinding Chronograph de Audemars Piguet, o el Traditionnelle Twin Beat Perpetual Calendar de Vacheron Constantin. Mientras que, en cuanto a técnica, encabezan las tendencias relojes como el Zeitwerk Date de A. Lange & Söhne o el Clifton Baumatic Perpetual Calendar de Baume & Mercier.